Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

domingo, 15 de julio de 2012

Palmera de abanico. Pritchardia. Palmera de "ventall". (Washingtonia robusta)


En nuestro país se cultivan, sobre todo, dos especies de "washingtonias", o "palmeras de abanico". La "robusta" y la "filífera".



La "robusta", más esbelta y mas delgada -pese a su nombre- fue introducida aquí hace más de 100 años. 




Vemos ahora tres plantadas en la Plaza Lesseps, de Barcelona. Son de 1913.





Es la palmera de crecimiento más veloz.




Se trata de una palmera de hojas en abanico, de hasta dos metros de diámetro, con foliolos que surgen conjuntamente del peciolo...








Este ejemplar, más joven, está plantado frente a la Plaza de Toros "Monumental" de Barcelona... Vemos cómo las hojas secas no caen sino que quedan colgando inclinándose hacia el tronco.





He aquí ahora las más antiguas "robustas" que hemos localizado en Barcelona: las de la Plaza de Letamendi, de 1893: son bien altas.





Este tipo de palmeras puede superar facilmente los 25 metros de altura...como en este caso.








Las vemos de nuevo, desde otra posición: parecen vigías custodiando ese edificio de oficinas...











Por último, una visión de esas palmeras desde la puerta del edificio de oficinas.







Menos antiguas, aunque también notables, son estas tres situadas en la Plaza Real, también de Barcelona







El tronco es simple, recto y algo más grueso en la base que en el resto del fuste.  La corteza es de color grisaceo... Antes de la poda el tronco queda protegido por las bases de las hojas caídas...










La copa, como un penacho en el extremo superior de un tronco tan esbelto, se adorna en Primavera con abundantes inflorescencias colgantes, "péndulas".









Se trata de inflorescencias que nacen en la base de las hojas más bajas y que se ramifican mucho...










Vemos más de cerca las hojas y las inflorescencias (podéis ampliar esta fotografía)










Los frutos, muy numerosos, esféricos, negros y de menos de un centímetro de diámetro, surgen en Otoño





Ahora podemos comprobar la diferencia entre las wasingtonias robustas y las filíferas. Las robustas son las de atrás en esta foto, más altas y de tronco más delgado; las filíferas son las de delante...















Vemos, por último, un conjunto de "robustas" en un día de fuerte viento en la Diagonal de Barcelona.



1 comentario:

  1. Gracias por publicar esta información, saludos desde Chile.

    ResponderEliminar