Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

martes, 15 de julio de 2014

Alcornoque. Alzina surera (Quercus suber)



El alcornoque, "alzina surera" en catalán, es una especie del genero "quercus", es decir, prima hermana de las encinas y de los robles. Es un árbol mediterráneo, que cubre grandes extensiones de terreno en Extremadura y Portugal. También en Girona. Es el árbol del que se extrae el corcho

El alcornoque de esta fotografía está situado junto a un camino de Canet d'Adri, precioso pueblo gerundense. Esa foto está tomada en un luminoso atardecer de verano: de ahí el magnífico colorido del árbol. De ordinario, el color de las "alzinas sureras" es mucho más apagado. Aquí vemos una de ellas situada en el Turó de  Monterols, en Barcelona. 
  





Son árboles con una estructura de tronco y ramas muy bronca, retorcida. Lo comprobamos en esta foto del anterior alcornoque. 



Lo más peculiar de estos árboles es el espectacular grosor de la corteza de sus troncos. Es el corcho: se extrae por primera vez cuando el árbol tiene entre 30 y 50 años; después cada 9, 10, ó más años; cuando la corteza tienen grosor suficiente para la fabricación de tapones de corcho para vinos...: unos 30 milímetros. Aqui tenemos un bosquecillo de alcornoques en plena producción:



El corte y extracción de la corteza no perjudica al árbol. Son árboles longevos: viven entre 150 y 250 años.


Vemos un alcornoque rodeado por un bosquecillo de encinas, situado también en Canet d'Adri como los anteriores.




Se puede comprobar la notable diferencia de las cortezas de ambas especies...




La corteza, de color gris-blancuzco, bien iluminada por el sol parece blanca, según observamos en el tronco del primero de los alcornoques fotografiados.







Esta es la peculiar visión de los bosquecillos de alcornoques en plena recolección. Poco a poco, año a año, esa corteza pardo-rojiza irá generando nuevo corcho...

    


Vemos más de cerca otro de los alcornoques de Canet d'Adri.




Además del pardo-rojizo y del gris-blancuzco, aparece el color verde de los líquenes situados sobre la corteza.




Las hojas son perennes, miden entre 4 y 7 centímetros de longitud. Suelen ser "aserradas". El haz es más oscuro que el envés. Vemos las de un joven ejemplar de Canet:



Y otras, más viejas, de la "alzina surera" de Monterols:


Sus frutos son bellotas. Miden entre 2 y 3 centímetros de longitud...; hemos llegado tarde para fotografiar alguna: vemos aquí lo que creo es la "cúpula" de una bellota de la anterior temporada...


El Ayuntamiento de Barcelona es muy animoso y ha adornado una nueva plaza del barrio del Raval con un conjunto de alcornoques, árboles como hemos visto recios y con porte poco amable. Pero no queda mal...


Vemos ahora el aguerrido tronco de uno de esos árboles...:


Hemos comprobado antes la notable diferencia de las cortezas de encinas y alcornoques...; son especies de la misma familia, pero especies distintas; pues bien, hemos encontrado un árbol realmente peculiar, único en Catalunya y quizás en cualquier lugar: aquí tenéis la descripción que hace el Ayuntamiento:



Es una notable rareza botánica. Aquí vemos su tronco, su tronco "doble", que da lugar a dos especímenes de distintas especies juntos, como hermanos siameses... 











A la derecha, tenemos el árbol o ¿son dos árboles?...




Aquí está la vista de esa encina-alcornoque, desde el lado contrario.











Tras la incorporación de esas fotos "descubiertas" en Julio de 2016, os recuerdo que: El alcornoque tiene fama de "bruto"; a veces se dice que un chico bruto es un "pedazo de alcornoque". Por eso mi abuelo, como podéis ver en su poesía a los árboles, sugiere a los niños que no sean "alcornoques"... y añade: ni "membrillos", ni "canelos".   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada