Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

viernes, 15 de enero de 2016

Ficus gigante. Higuera de la bahía de Moretón. (Ficus macrophylla)

El ficus gigante, llamado también "Higuera de la Bahía de Moretón", peculiar nombre que se refiere a esa Bahía situada en Queensland, Australia, es un notable árbol de hoja perenne; uno de los mayores árboles de nuestro planeta... El que vemos está situado en la ciudad de Valencia.


Este ejemplar mide 22 metros de altura y su copa 37 metros de diámetro: su sombra cubre unos 1.000 metros cuadrados. Fue plantado en 1852 en el "Parterre" valenciano y ha superado diversos contratiempos graves, entre ellos la tremenda riada de Valencia de 1957... 



No obstante su espectacular tamaño, es superado, tanto en altura como en diámetro, por otros "ficus", naturales, de la costa oriental de Australia, o plantados en diversos jardines de Nueva Zelanda, Australia, Europa y Estados Unidos. Son árboles que pueden llegar a unos 60 metros de altura...




Su tronco  está reforzado por gruesos y prominentes contrafuertes en su base. Los vemos en la anterior y en la siguiente fotografía:



Son árboles monoicos, es decir con flores masculinas y femeninas en el mismo ejemplar. Pero la polinización solo tiene lugar si existen en la zona unas avispas muy específicas, que ciertamente no se dan en nuestras costas...



Son unas avispas que, por otra parte, solo pueden reproducirse en las flores de esos árboles... 


Nota: estas fotografías no son mías (contra lo que es habitual). Me las han enviado unos amigos valencianos con quienes recorrimos los bosques de Llaés, en el Ripollés, el pasado verano.  

También en Barcelona tenemos "ficus macrophylla" pero ciertamente no tan notables como los valencianos... Quizás el mayor, y muy difícil de encontrar, es el situado en el parque del Museo Marítimo de Barcelona: difícil porque está plantado dentro de la sala de máquinas del museo... Pero en fin, aquí está, visto desde la calle, y por delante de la copa de un ciprés: 


Aquí veis el inicio de su tronco: entre aparatos de aire acondicionado... del Museo Marítimo:


Volvemos a ver su porte desde la calle, pero un poco más de cerca: 


Ahora vemos un grupo de troncos de los  jóvenes "macrophylla" situados en la falda de Montjuich, en els "Jardins de Joan Brossa"








Y ahora, un grupo de los árboles sostenidos por esos troncos.








Por fin, el conjunto de todos los ficus de la Bahía de Moretón, del parque de Joan Brossa: 


La corteza de esos árboles es gris, más bien clara, y lisa, cuando son jóvenes. Con el paso de tantos años se deforma y torna rugosa. 


Las hojas son largas, ovales y oblongas, de color verde oscuro, brillante. De hecho se distinguen bien de las hojas del "ficus elástica" por esa mayor longitud y por esa menor anchura. Hojas con un largo pedúnculo...

 


Son hojas peren nes, pero, con el paso de los años, como es lógico, van ca yendo...,

... pasando entonces por ese color amarillo



Aquí tenemos una de las yemas de esos árboles 



Los frutos, en las regiones donde puede haberlos, son higos, llamados "siconos"de unos 2 ó 3 centímetros de diámetro. De hecho no son frutos sino una cobertura de las flores tanto masculinas como femeninas y de los frutos, si se dan; esos "higos" son comestibles pero sosos. 




Volvemos a Valencia, al "Ficus del Parterre"






En él, vemos a dos amigos, cómodamente instalados en la base de ese árbol: comprobamos así su desmesurado tamaño...









Más hojas del parque de Joan Brossa:




Por último, una nueva fotografía completa del árbol de Valencia. Es una especie que ha de estar "vigilada": debe tener, por ejemplo, amplia superficie libre alrededor de su base, pues sino sus raíces invaden y destruyen 


     Ficus macrophylla es uno de los más famosos “árboles estranguladores”. Sucede en ocasiones que su germinación ocurre en la copa de otro árbol, que podríamos llamar “huésped”, sobre la que, por ejemplo, un ave ha dejado una semilla del “macrophylla”. Al principio el plantón del ficus vive pacíficamente sobre su “huésped”, sin parasitarlo. Pero cuando sus raíces, raíces aéreas, establecen contacto con el suelo, se arraigan y se desarrollan y engruesan, estrangulando a su huésped y llegando finalmente a ser un árbol independiente.


Si queréis ver otros ficus, más presentes en nuestro país, clicad aquí: "Ficus elástica"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada