Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

sábado, 21 de julio de 2012

Palmera de California. (Washingtonia fílifera)

La palmera de California, "Washingtonia filífera" es otra de las "palmeras de abanico" junto con la especie "Robusta". 





Esta "filífera" se encuentra en la plaza Francesc Macià, de Barcelona... desde 1903.










He aquí otras "washingtonias" longevas: de 1909, situadas en un lugar sorprendente; en pleno barrio antiguo de la ciudad, en un mínimo jardín de la "Casa de la Misericordia":


Vemos dos de ellas desde la callejuela de enfrente. Y las cuatro desde otro ángulo.

Estas palmeras "filiferas" son mucho más gruesas que las llamadas "robustas", que son más altas.












No obstante, las "filiferas" también son altas: pueden llegar a 25 ó 30 metros...
 






Ciertamente son muy gruesas como podemos comprobar...

Vemos ahora las copas, amplias, formadas por hojas de casi dos metros de diámetro, dotadas de folíolos en abanico: surgen todos del mismo punto del peciolo:










Esta es una joven palmera de California plantada en Can Borni, en la falda de Collserola.








Y ahora el contraste con esas grandes "washingtonias" de Montjuich, también de 1909...


Parecen un ejército en orden de batalla. Esta especie procede de Méjico y del sudoeste de los Estados Unidos, de California.


Comprobamos también la gran potencia de sus troncos


Y el gran volumen de las copas, formadas por las hojas nuevas y por las antiguas que no se desprenden sino que cuelgan, secas...











En primavera y verano surgen sus flores, en "inflores- cencias" colgantes y muy ramificadas, como aquí vemos








Y en Otoño, los frutos. Frutos pequeños en grandes racimos, que acaban siendo pardos o negruzcos aunque aquí los vemos aún amarillos...








Más de cerca.












Es curioso el nombre de estas palmeras; se les impuso en honor a George Washington, primer Presidente de los Estados Unidos.




En esta foto podemos ver las dos "washingtonias" más clásicas una frente a otra: las de atrás, más altas, son las "robustas"; las de delante, de tronco más grueso, las "filíferas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada