Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

domingo, 30 de junio de 2013

Tuya Oriental. Árbol de la vida. (Platycladus orientalis)

La tuya oriental, llamada también árbol de la vida y en catalán "xiprer de ventall" (ciprés de abanico), es una planta de origen asiático, cultivada desde la antigüedad a efectos ornamentales. Este gran ejemplar, está situado en Can Borní, en la falda de la sierra de Collçerola. 



Es un árbol siempre verde, es decir, de hoja perenne, de tamaño medio: unos 15 ó 20 metros de altura, como máximo.

Árbol de lento desarrollo; con porte cónico de ordinario, si bien a veces es un poco "caótico", desgarbado.

El de la izquierda se encuentra en el jardín de la Universidad de Barcelona.

Es un árbol relativamente joven. También el siguiente está en esa Universidad, junto a una fachada lateral. Es un ejemplar, también joven, al que quizás se puede aplicar mi calificativo de "caótico"...







Vemos ahora esa tuya desde el ángulo opuesto, contra la fachada del bello edificio, pre-modernista de la Universidad. 



En realidad son dos árboles. 



Hoy se considera que estas tuyas orientales no pertenecen al género "Thuja" -al que sí pertenece la Tuya Occidental- sino al género "Platycladus" (algo así como "de ramas planas"). Son "platycladus orientalis". 



Vemos de nuevo el ejemplar de tuya oriental de Can Borní. 

En ese parque figura ya catalogado como "platycladus". Y se prefiere su nombre "Xiprer de ventall" 

Mientras, en la Universidad, se presenta todavía como "Thuja orientalis y como "Tuya Oriental".


Estas tuyas, como las "occidentales" han dado lugar a numerosos "cultivares", es decir, variedades de distintos tonos de color y porte, preparadas para su utilización en jardinería. Son unos "cultivares" tan extendidos que casi nos hacen olvidar el aspecto natural de su especie...  

Aquí vemos dos preciosas tuyas orientales plantadas en un paseo de Palau-solità i Plegamans, simpático pueblo del Vallès:






Esta otra tuya, de porte muy característico, se encuentra en un jardín del Maresme, cerca de Barcelona.  


Como sabemos, son árboles  de lento crecimiento, pero longevos: más de 200 años. 




Los cultivares no suelen superar los 6 u 8 metros de altura.



Los troncos de estos "cipreses de abanico" son troncos rectos, columnares. 


Tiene una corteza delgada, agrietada finamente, de color marrón rojizo.


Esa corteza se desprende en bandas en los ejemplares viejos. 










El tronco de la anterior fotografía corresponde al árbol de Can Borní.






El de aquí a la derecha es el tronco del "xiprer" de la fachada de la Universidad.






Las hojas, estrechas, pegadas a las ramillas como escamas, son de color verde bastante claro.

Los conos femeninos, que darán lugar a los frutos, miden poco más de un centímetro. Son de forma ovoide, con unas  6 u 8 escamas carnosas, desiguales, con una protuberancia que parece un cuerno. Vemos aquí algunas de ellas, jóvenes, poco hechas, a la luz del atardecer. Distinguimos asimismo muy bien las originales hojas:


Y, ahora, conos femeninos ya maduros, cuya forma nos resulta muy conocida por su omnipresencia en nuestros jardines: 


Otro conjunto de conos femeninos, que en su momento se abrirán dejando salir las semillas


Los conos masculinos son minúsculos: apenas superan el milímetro de diámetro. los vemos en un par de fotos muy ampliadas. Son de forma globosa, con escamas. Es muy probable que nunca hayáis reparado en ellos 


Los conos masculinos y femeninos se sitúan el el mismo pie... 


Los conos femeninos,una vez fecundados, darán lugar a los frutos, las "piñas". Aquí vemos algunas...


Esos frutos, procedentes de los conos femeninos, se abren en su madurez adoptando una tonalidad marrón-rojiza. He aquí ahora alguno de esos conos, semiabiertos:


 Conos que liberan entonces las semillas. Ahora podemos verlas, o intuirlas, sobre todo las liberadas por los conos más a la izquierda: son semillas oblongas u ovaladas, pardas de unos 4 a 6 milímetros.    

Las antiguas flores femeninas una vez abiertas permanecen secas en la planta una temporada


Este último ejemplar que os presentamos está situado en un jardincillo anejo a la parroquia de Ribes de Freser.


Veis así el amplísimo ámbito de los cultivares de estas tuyas...



3 comentarios:

  1. Hola, buenas tardes. Enhorabuena por tu blog. En el cementerio de mi ciudad, Vitoria, existe un falso ciprés con los conos femeninos de color amarillo, aunque muy aislados. Comentas que la tuya oriental no sobrepasa los 8 o 10 metros de altura pero éste que te comento tendrá alguno más. Me gustaría enviarte un fotografía. Es un árbol ya maduro y muy poco tupido. Tiene un porte columnar aunque con las ramas más abiertas que el ciprés siempreverde. ¿Se trata de la tuya oriental?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado Josu:
      No te puedo contestar sin ver el árbol... y, aún viéndolo, quizás tampoco (no soy muy experto).
      Sí, envíame la foto.
      Un cordial saludo
      Pedro Arola (arolgasp@gmail.com)

      Eliminar
  2. He puesto esta página entre mis favoritos para no sólo ver: voy a estudiarla a fondo, pues es un placer. y si la Obra poética de su abuelo la encuentro en Internet, la compraré, leerla será otro placer.

    ResponderEliminar