Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

sábado, 2 de abril de 2016

Ficus Benjamina. Matapalo. (Ficus benjamina)

Es una de las plantas de interior más estimadas; muy fácil de cultivar en casa. Y, sin embargo, en los Trópicos, es un gran árbol perennifolio amplio, invasivo, generador de notables raíces aéreas y "estrangulador" como veremos; de ahí su nombre popular "matapalo". Aquí lo tenemos, "pácífico", en uno de los patios de la antigua universidad de Barcelona 


Lo contemplamos ahora desde la segunda planta de ese patio:


Éste es otro "benjamina", también "universitario"; al inicio del estupendo jardín botánico de esa universidad:


La verdad es que la adaptación a la estética ciudadana de esa "brava" especie de árboles resulta un poco humillante... Éste está en un patio interior de Les Corts; es un árbol evidentemente esculpido por el jardinero:


Y éste "adornando" la fachada del Colegio de Médicos...:


Por que de hecho es un árbol "terrible" en su ambiente natural: es un "matapalo". Sí, el "benjamina" es uno de los más famosos “árboles estranguladores”. Sucede en ocasiones que su germinación ocurre en la copa de otro árbol, que podríamos llamar “huésped”, sobre la que, por ejemplo, un ave ha dejado una semilla del “benjamina”. Al principio el plantón del ficus vive pacíficamente sobre su “huésped”, sin parasitarlo... 

                                                  ...pero cuando sus raíces, raíces aéreas, establecen contacto con el suelo, se arraigan y se desarrollan y engruesan, estrangulando a su huésped y llegando finalmente a ser un árbol independiente.                                                                                                            A la derecha vemos el tronco de uno de los árboles del patio interior de Les Corts. Son troncos de complicada estructura, quizás por ser fruto de la asociación al inicial de raíces aéreas... Por otra parte pueden trenzarse esos "troncos parciales" permitiendo formaciones muy originales. 


                                                                                                                                                                                Una vista de otro tronco urbano... Su corteza es gris y lisa.                                                                                                                                                        Las hojas de estos ficus son elípticas u ovadas. Miden entre 10 ó 12 por 5 centímetros.

Son simétricas; acuminadas, es decir acabadas en un ápice agudo, delgado; de hasta dos centímetros de largo: son hojas fácilmente reconocibles. 

 
Son hojas colgantes, lustrosas, en ocasiones con bordes ondulados. No son muy gruesas pero sí muy brillantes: de un verde bastante oscuro. De textura lisa. 


Hojas perennes a las que en cada temporada se añaden nuevas hojas: éstas nuevas hojas son de color verde más suave: contrastan con las antiguas de color mucho más oscuro. 


Las flores son mínimas, agrupadas en inflorescencias a modo de pequeños higos, de color blanquecino-amarillento. Pequeños higos que se denominan "siconos" y que, tras proteger a las flores en su interior, y permitir su fecundación por determinadas avispas, protegen los pequeños frutos: podría llamarse frutos a esos "siconos", pero en realidad son más: son las cubiertas, los "higos" que protegen flores y frutos. He aquí uno de ellos:


"En cautividad", es decir fuera de su ámbito natural, esos siconos se dan con muy poca frecuencia. Miden alrededor de 1 cm de largo, son casi esféricos, color amarillento que luego va adquiriendo un tono rojizo... Lo vemos en este sicono fotografiado en un ficus ubicado en un mínimo jardincillo de Tres Torres, en Barcelona:


El ámbito natural de estos ficus es la India y el resto del Sudeste asiático: es el "árbol oficial" de Tailandia. Puede superar los 20 ó 25 metros de altura en esos ámbitos; dispone de gráciles ramas colgantes; genera raíces aéreas...

Tras el verano del 2016, incorporamos, varios frutos (mejor: varios "siconos") del "Ficus benjamina". Indicábamos antes, lo muy difícilmente que se dan "en cautividad", es decir, en parques o jardines distintos de su ambiente natural. Pues, bien: aquí tenemos unos frutos, maduros y madurando en ¡el Barrio de Les Corts de Barcelona!

Como ya sabemos, lo que vemos no es un fruto, es un "sicono", es decir es una protección a modo de higo de los frutos que están en su interior  (los deliciosos "higos" de nuestras higueras tinen la misma naturaleza y cumplen la misma función); este "sicono" esta prácticamente maduro: 


En el mismo árbol tenemos "siconos" en fase de maduración... Amarillos con puntos rojizos:


Ahora, madurando y maduros unos al lado de otros...


Acabamos rescatando el ficus benjamina del Patio de la Universidad ya visto; enmarcado, ahora, por otros árboles del Patio.




4 comentarios:

  1. Acabo de conocer tu blog, y le da otro aire, no he visto mucho pero seguro que veo mucvho más. Gracias por presentarnos al ficus benjamina. Por cierto la poesía de tu abuelo muy bonita. Un abrazo desde Plantukis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raul: Muchas gracias por tu cordial comentario. ¡Gran poeta, sí! Un abrazo hacia Plantukis

      Eliminar
  2. Hola yo acabo de descubir tu blog por medio del blog de Jose el Jardinero, volvere por aqui, tdoo el blog desitla pasión por estos gigantes vegetales...

    salduos desde Palencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mario: muchas gracias por tu amable comentario. Efectivamente son preciosos y atractivos los grandes árboles... y los pequeños.
      Un cordial saludo
      Pedro A

      Eliminar