Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

sábado, 19 de julio de 2014

Canción de los olivos. Carlos Javier Morales


Sé bien qué melodía
cantan hoy los olivos.
Sí, lo sé: la escucho plenamente
cuando te veo a ti junto a sus copas.
¡Qué respirar más hondo les infundes!

Allí donde te acercas,
los olivos y yo
respiramos igual que tú respiras.

¡Oh dulce melodía

del mundo que has creado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada