Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

martes, 17 de febrero de 2015

Ave del paraíso (Strelitzia regina)

La Strelitzia, es un género de, al menos, cinco especies muy estimadas por los jardineros y botánicos. La más destacada es la strelitzia reginae. Se la conoce como "ave del paraíso" y como "flor de pájaro" por su semejanza con esas aves. De hecho posee algunas de las más preciosas y exóticas flores naturales.


 Es una planta africana. Cultivada en Europa en parques y jardines por esa excepcional belleza de sus flores: las flores aquí fotografiadas se encuentran en varias strelitzias situadas en sencillos jardines y parterres de Barcelona:





Otra strelitzia a destacar -que posee su propia entrada en este blog- es la "strelitzia augusta" ó "strelitzia alba". Es la planta de mayor talla del género: puede llegar a 10 metros mientras que la "reginae" apenas supera el metro o metro y medio.  Esta "strelitzia alba" Se encuentran en un jardín de la Via Augusta de la Ciudad Condal:


Y aquí vemos una de sus blancas y exóticas flores:


Pero volvamos al "ave del Paraiso". Vemos ahora su porte más clásico:



Se trata de plantas herbáceas, no de verdaderos árboles pero sin duda merecen figurar en nuestro blog. 

Las hojas son grandes, perennes, de hasta 50 centímetros de largo y unos 20 de ancho. Como vemos tienen forma oval, borde entero, y un nervio central muy marcado. Las portan largos peciolos de hasta un metro de longitud. El haz de las hojas es verde oscuro, coriáceo.

                                                                                                                                                                                                                                                     El envés de las hojas es más claro  y está recubierto por una tenue "pruína", una mínima película como de cera.                                                                                                                                        Es una planta longeva; se dice que llega a los 100 años.
 De hecho hay que esperar 5 años para que aparezcan las flores. Son flores que se sitúan, sostenidas y protegidas por una bráctea verde con detalles rojos, al término de un largo tallo cilíndrico. Cada bráctea protege 4 ó 5 flores:


En la anterior fotografía son dos las flores de esa bráctea. Cada una de ellas está formada por tres tépalos se color amarillo-naranja y otros tres de color azul, uno pequeño y dos fundidos que dan lugar a una especie de alabarda, de lanza, que sobresale. Vemos más flores:


Y más flores; también dos en la siguiente inflorescencia: se distingue en ella muy bien la "alabarda" azul...


Y otras flores, pienso que también dos de la misma bráctea, pero opuestas, en un original escorzo...


Una última "mata" de stretitzia reginae, en nuestra ciudad universitaria, a pleno sol:
               
                                        
Y una última fotografía de la flor del "ave del paraíso".


La primera importación a Europa de estas plantas tuvo lugar en torno a 1.700. Las primeras flores fueron dedicadas a la viuda del Rey Jorge III, la reina Carlotta Sofía de Meclemburg-Strelitz: de ese apellido deriva tanto el nombre del género como el de la especie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada