Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Morera. (Morus alba)

La morera, también llamada "moral blanco", es un árbol de hoja caduca, originario del Asia Occidental. Su importancia procede de que sus hojas son el alimento ideal, practicamente único, de los gusanos de seda...


Esta morera está situada en el jardín de La Maternidad, de Barcelona. La foto anterior es de Primavera; la siguiente del principio del Otoño. Son árboles no muy altos: pueden llegar a los 12 ó 15 metros. Fueron introducidos en Europa en la Edad Media cuando se conoció aqui la seda...


 






Sus troncos son rectos, con numerosos nudos e irregularidades y una corteza marrón-grisácea de la que pueden obtenerse fibras utilizables en la industria textil...








El tronco se bifurca en largas y recias ramas. se trata de una madera de notable calidad, dura, resistente a la humedad.









Ese tronco corresponde a esta morera, situada en el jardín del Seminario de Barcelona; en la calle Balmes:


Hojas de color verde claro, brillantes por el haz, más claras por el envés; lustrosas. Son hojas simples, que surgen de forma alterna; con largo peciolo...






Se trata de hojas ovales, grandes -de 8 a 12 centímetros- acabadas en punta, con borde dentado.





Son asimétricas; a veces se dividen en lóbulos.





Los frutos, pequeñas drupas, se agrupan en apretadas infrutescencias: son las "moras":





Las moras son blancas; pueden pasar a rosadas e incluso a rojo oscuro






Esos frutos son comestibles aunque algo insípidos en relación con los de el "moral" (morus nigra).  Con ellos se hacen zumos y mermeladas...







Vemos ahora frutos rosados, más bien "morados": de hecho esta fruta da nombre al color...







Más frutos "morados" de uno de los árboles del parque de La Maternidad.













Ahora, otra de las moreras de ese parque. Como veis, la copa es densa, frondosa. 





Pienso que estas otras moras, que pasan al color negro, pueden ser de un "morus nigra" más que de un "morus alba". Son moras de la morera o moral del jardín de la Universidad Central de Barcelona. (Cuando me sea posible aclararé esta duda...) 














Más moras de ese último árbol...

4 comentarios:

  1. 05 Los Apóstoles dijeron al Señor: «Auméntanos la fe».
    06 El respondió: «Si ustedes tuvieran fe del tamaño de un grano de mostaza, y dijeran a esa morera que está ahí: "Arráncate de raíz y plántate en el mar", ella les obedecería. Lucas 17:5-6

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes:

    Ay, ¡la fe!
    Le dejo un enlace para que vea las fotografías de dos morales, que nos muestra en su Blog: Elías Rubio Marcos, de Burgos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gelu:
      Preciosas fotografías las de Elías Rubio.
      La fe es la clave. No lo dudes.
      Saludos cordiales

      Eliminar
  3. En mi jardín apareció una pequeña planta . sin saber su nombre la dejé crecer, porque tenía algo de extraño. Hoy gracias a ustedes, comprobé que se trata de una morera, es verdad, es un árbol con alma, porque la dejé vivir, y espero sus frutos, aunque no los de.

    ResponderEliminar