Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

miércoles, 25 de julio de 2012

Teodor Llorente. Vora el barranc dels Algadins


Vora el barranc dels Algadins
hi ha uns tarongers de tan dolç flaire,
que per a omplir d’aroma l’aire
no té lo món millors jardins.

Allí hi ha un mas, i el mas té dins
volguts records de ma infantesa;
per ells jo tinc l’ànima presa
vora el barranc dels Algadins.

Vora el barranc dels Algadins,
s’alcen al cel quatre palmeres;
el vent, batent ales lleugeres,
mou son plomall i els seus troncs fins.

En ells, milers de teuladins
fan un soroll que el cor encisa.
Qui oir pogués sa xiscladissa,
vora el barranc dels Algadins!

Vora el barranc dels Algadins,
l’aigua corrent los camps anega;
en sos espills lo sol llampega,
i trau l’arròs verdosos brins.

Sona el tic-tac en los molins;
i en caure el sol, caçadors destres,
a joca van d’ànecs silvestres,
vora el barranc dels Algadins.

Vora el barranc dels Algadins,
mourà demà les palmes l’aire;
li donaran los horts son flaire,
i sa cantúria els teuladins.

El mas demà guardarà dins
dolços records i imatges belles;
jo no podré gojar ja d’elles,
vora el barranc dels Algadins!

Teodor LLORENTE, Nou llibret de versos (1909)




Traducción al castellano "perpetrada" por arolgasp




JUNTO AL BARRANCO DE LOS ALGADINS

Junto al barranco de los Algadins
hay unos naranjos de tan dulce olor,
que para llenar de aroma el aire
no hay en el mundo mejor jardín. 

Allí hay un mas, y el mas conserva
amados recuerdos de mi infancia;
por ellos tengo cautivada el alma
junto al barranco de los Algadins.

Junto al barranco de los Algadins
se alzan al cielo cuatro palmeras;
el viento batiendo sus alas ligeras,
mueve su plumaje y sus finos troncos.

En ellas, miles de pajarillos
hacen un ruido que encanta el corazón.
¡Quien pudiera oír su algarabía
junto al barranco de los Algadins

Junto al barranco de los Algadins
el agua que corre anega los campos;
en sus espejos el sol se refleja
y saca verdosos brillos del arroz.

Suena el tic-tac en los molinos;
y al caer el sol,  cazadores diestros,
van a los nidos de patos silvestres
junto al barranco de los Algadins

Junto al barranco de los Algadins,
el aire moverá mañana las palmas;
le darán su aroma los huertos,
y su canción los pajarillos

El mas mañana guardará dentro
dulces recuerdos e imágenes bellas;
¡yo no podré gozar ya de ellas
junto al barranco de los Algadins!


Nota: ese barranco estaba situado en la comarca de la Ribera Alta, del Pais Valencià. Ahora ya no es un barranco: forma parte de unos campos de naranjos más bien planos... Teodor Llorente, uno de los más importantes poetas de la Renaixença Valenciana, inmortalizó la belleza del paisaje y de la vida de esa comarca con este precioso poema publicado en 1909.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada