Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

viernes, 16 de septiembre de 2016

Aromo blanco. (Leucaena leucocephala)

El aromo blanco, en catalán "aromer blanc", es un árbol de origen centroamericano, de la familia de las leguminosas, muy difundido en América y que recibe muy distintos nombres en uno y otro país. Además de por el nombre culto, "aromo", se le conoce también como "guaje", "liliaque", "peladera", etc. Son muy características sus flores, agrupadas en inflorescencias en "capítulo" que aquí vemos:


Son árboles que miden hasta 6 u 8 metros. Son caducifolios o semicaducifolios, de crecimiento rápido; poco longevos: unos 50 años. Sus flores, blancas; cuando empiezan a marchitarse de tornan rosa asalmonado... Aquí vemos algunas:



Son árboles de ancha copa, que tiende a ser esférica pero que resulta muy irregular. Ahora vemos un ejemplar plantado en la calle Viriato, de Barcelona. Mejor dicho: un conjunto de ejemplares, una "alineación" que embellece el ambiente de la Estación de Autobuses de Sans.


Es considerada  por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como una de las 100 plantas exóticas invasoras más dañinas del mundo... Quizás ese calificativo sea algo exagerado, como veremos...
Estos dos ejemplares estan en Monjuich junto a uno de los palacios de exposición de la Fira de Barcelona: 


Los troncos de estos árboles, de ordinario, son derechos, sólidos. verticales; no disponen de ramas cerca del suelo (Entiendo que la "divergencia" de los troncos de esos dos ejemplares de Montjuich está procurada por los jardineros) Su corteza es variada: hay árboles con corteza lisa y otros, como el que aportamos, con corteza escamosa; en cualquier caso de un color grisáceo, no oscuro


Las hojas son también muy características; las vemos ahora a contraluz: son hojas compuestas "bipinnadas", "paripinnadas" y "opositipinnadas"; es decir: compuestas de folíolos, situados en dos "raquis", en dos líneas; cada uno de los dos conjuntos de folíolos tienen un número par de folíolos (no tienen un folíolo "terminal"); y los folíolos se oponen de dos en dos (surgen de dos en dos, del mismo punto, en el raquis...)


Quizás entenderemos mejor ese rompecabezas viendo otro conjunto de hojas. En cualquier caso, el conjunto es bonito y proporciona una notable sombra...: 


Y volvemos a las flores: miden unos 8 milímetros y se asocian en unas inflorescencias muy particulares, denominadas "capítulos". Esos capítulos, que acogen entre unas 100 y 180 flores, resultan prácticamente esféricos; y miden unos 2 centímetros de diámetro. 


En la anterior fotografia vemos unos "capítulos" con bellas flores blancas jóvenes; también "capítulos" con flores algo pasadas, de color asalmonado... y hojas con sus diversos folíolos...

Pero en esta nueva fotografía damos entrada a los frutos. Vemos flores y algunos frutos aun inmaduros:


En esos frutos jóvenes, esas "legumbres", con las clásicas formas de los frutos de las leguminosas, podemos vislumbrar que las semillas se instalan en la legumbre transversalmente u oblicuamente...  

Y un último y gran "capítulo", en el que podréis estudiar la estructura de las flores que incluye...


Los frutos, las legumbres, miden entre 10 y 20 centímetros de longitud y de 1,5 a 4 centímetros de ancho. Son rectas, aplanadas, coriáceas. Tienen entre 10 y 25 semillas cada una.


Empiezan siendo de color verde claro y van pasando al pardo... Son "dehiscentes", es decir, al madurar se abren dejando libres las semillas: se abren por las dos suturas longitudinales que cierran la legumbre.


Los árboles, cuando están maduras todas sus legumbres, aportan  una peculiar visión:



Esas legumbres, dehiscentes, tiene una particularidad y es que su dehiscencia no se manifiesta de forma "explosiva", como en otras leguminosas: simplemente se abren... y las semillas caen al lado de la planta madre y, de allí pueden ser, eso sí, arrastradas por el agua. La dispersión de las semillas es en consecuencia, y de ordinario, muy lenta. Por eso hemos dudado de su agresividad como planta invasora...

Por fin, otra visión de la alineación de "aromos blancos" próxima a la Estación de Autobuses de Sans:


Es árbol muy estimado en México. Se cultiva para su uso como abono y también como forraje para la alimentación animal. Sus semillas verdes son comestibles y tienen un sabor parecido al ajo... 

2 comentarios:

  1. Hola, el aromo no debería plantarse porque una vez establecido genera a su alrededor cientos de retoños. Es de difícil y costosa erradicación

    ResponderEliminar
  2. Comparto tu opinión de que si se dispersa de forma tan compleja es difícil considerarlo como planta invasora, pero es sólo una suposición.
    Me gusta como expones cada especie y como indicas la ubicación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar