Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

jueves, 21 de agosto de 2014

Melocotonero. Presseguer. (Prunus persica)

El melocotón, fruto del melocotonero, es una de las frutas más estimadas. Este conjunto de melocotoneros, nada sofisticados, nos ha sorprendido en un huerto situado junto a la riera de Canet, en Girona; en un ámbito más apropiado para los robles y las encinas... Los melocotoneros no son árboles grandes: miden entre 6 y 8 metros de altura; eso sí: muy ramificados casi desde el suelo...


Visión también muy interesante y llamativa, sorprendente, la de este melocotonero de Miramar, en Barcelona, al inicio de la Primavera: primero aparecen esas preciosas flores blancas; luego vendrán las hojas:


Las flores del melocotonero suelen ser de color rosa o roja, pero hay variedades, casi más estimadas por sus bellas flores que por sus frutos, que tienen flores blancas, más grandes, ciertamente preciosas. Veamos algunas de esas flores de un árbol de Miramar:


Es una especie de origen asiático, de Afganistán, China, Iran, etc... Los romanos lo trajeron a Europa desde Persia; el melocotón era para ellos el "persicum"; denominación que se refleja en toda Europa: Pêche, en francés, Peach, en inglés, Pesco, en italiano, Préssec, en catalán, etc... El nombre castellano procede también del latín: de "malus cotonus" (sería: manzana algodonosa); pero en algunas comarcas se le llama "alberchigo", es decir: "el pérsico"

Pero veamos más de cerca uno de esos melocotoneros de Canet, ya en plena madurez:


Es ése un melocotonero, un "presseguer", francamente notable: sus ramas casi horizontales conllevan una copa anchísima para su altura.

Aquí está su tronco, recio, y bifurcado enseguida:


Este otro tronco, descubierto de hojas por el momento, pertenece a uno de los melocotoneros de flores blancas de Miramar


Se trata de árboles de escasa altura. La corteza de su tronco es cenicienta; tiende a desprenderse de forma laminar . Vemos ahora un ejemplar con copa más normal, menos amplia


Sus hojas son simples; miden entre 8 y 12 ó 14 centímetros de longitud y 2 ó 3 de anchura. Son lanceoladas, acabadas en punta. 


Son lampiñas por ambas caras. El haz es verde, más brillante que el envés. Su peciolo mide poco más de un centímetro de longitud.

Las flores, numerosísimas, surgen al principio de la Primavera, solitarias o en parejas, casi "sentadas" sobre las ramas. En principio rosas; en nuestro caso, blancas:  


Flores con numerosas brácteas (hojas adaptadas para proteger las flores). Los sépalos son erectos, enteros; y los pétalos, que forman ya la corola de las flores, denticulados en el ápice


Los frutos son "drupas" proporcionalmente grandes. Tienen una piel aterciopelada y delgada que protege la dulce y amplia pulpa (técnicamente "mesocarpo") que rodea al "hueso" (técnicamente "endocarpo") que contiene la semilla.


Estamos viendo los melocotones todavía no maduros, de principios del verano, de nuestros melocotoneros de Canet 


El cultivo de esta especie desde hace más de 3000 años ha dado lugar a multitud de variedades, de colores, sabores e incluso formas distintas... Aquí tenéis una de las más clásicas en nuestro país...  


Acabamos dando paso a otro de nuestros melocotoneros de Canet...


... y a un último "presseguer" de flores blancas, de Miramar.



1 comentario:

  1. Hola, Arolgasp
    Otra etimología habitual de la palabra "melocotón", o al menos la que yo siempre he oído, es "malum cotoneum" o "manzana membrillo". La palabra latina "cotoneum" daría el "codony" del catalán y el "cotogno" italiano.
    Un saludo y enhorabuena por la web
    Toni Mora.

    ResponderEliminar